Acepto

Poco importa nuestras creencias o nuestras ideas políticas, el sistema colocado reposa en el acuerdo tácito de un tipo de contrato pasado con cada uno de nosotros, cuyos grandes líneas os expongo:

Acepto la competición como base de nuestro sistema, aunque tengo conciencia de que este funcionamiento engendra frustración y cólera para la inmensa mayoría de los perdedores.

Acepto que me humillen o me explotan a condición que se me permite humillar o explotar otro que ocupa un lugar inferior en la pirámide social.

Acepto la exclusión social de los marginados, de los inadaptados y de los débiles porque considero que el papel de cargo de la sociedad tiene sus límites.

Acepto remunerar los bancos para que ellos inviertan mis sueldos a su conveniencia, y que ellos no me de ningún dividendo de sus gigantescas ganancias (ganancias que servirán para atracar a los países pobres, hecho que acepto implícitamente).

Acepto también que me descuenten una fuerte comisión por prestarme dinero. Dinero que proviene exclusivamente de los otros clientes.

Acepto que congelemos o tiremos toneladas de comida para que los cursos bursátiles no se derrumben, en vez de ofrecérsela a los necesitados y de permitir a algunos centenares de miles de personas no morirse de hambre cada año.

Acepto que sea ilegal poner fin a tu vida rápidamente, en cambio tolero que se haga lentamente inhalando o ingiriendo substancias toxicas autorizadas por los gobiernos.

Acepto que se haga la guerra para así hacer reinar la paz. Acepto que en nombre de la paz, el primer gasto de los estados sea el de defensa. Entonces acepto que los conflictos sean creados artificialmente para deshacerse del surplus (stock) de armas y así permitir a la economía mundial seguir.

Acepto la hegemonía del petróleo en nuestra economía, aunque es una energía muy costosa y polucionante. Estoy de acuerdo en impedir todo intento de substitución, si se desvelara que hemos descubierto un medio gratuito y ilimitado de producir energía, lo que sería nuestra perdición.

Acepto que se condene el asesinato de otro humano, salvo que los gobiernos decreten que es un enemigo y me anime a matarlo.

Acepto que se divide la opinión pública creando unos partidos de derecha e izquierda quienes tendrían como pasatiempo la pelea entre ellos haciéndome creer que el sistema está avanzando.

Además acepto toda clase de división posible con tal que esas divisiones me permiten focalizar mi cólera hacia los enemigos designados cuando se agitasen sus retratos ante mis ojos.

Acepto que el poder de fabricar la opinión pública, antes detenido por las religiones, este hoy en manos de hombres de negocios no elegidos democráticamente y totalmente libres de controlar los estados, porque estoy convencido del buen uso que harán con él.

Acepto que la idea de la felicidad se reduzca a la comodidad, el amor al sexo, y la LIBERTAD a la satisfacción de todos los deseos, porque es lo que me repite la publicidad cada día. Cuanto más infeliz soy, más consumo. Cumpliré mi papel contribuyendo al buen funcionamiento de nuestra economía.

Acepto que el valor de una persona sea proporcional a su cuenta bancaria, que se aprecie su utilidad en función de su productividad y no de su cualidad, y que sea excluido del sistema si no produce lo bastante.

Acepto que se page desproporcionadamente a los jugadores de futbol y a los actores mientras que el sueldo de profesores y los médicos encargados de la educación y de la salud de las futuras generaciones sea mucho menor.

Acepto que se destierre de la sociedad a las personas mayores cuyas experiencias podrían sernos útiles, pues como somos la civilización mas evolucionada del planeta (y sin duda del universo) sabemos que la experiencia ni se comparte ni se transmite.

Acepto que se me presente noticias negativas y aterradoras del mundo todos los días, para que así pueda apreciar hasta que punto nuestra situación es normal y cuenta suerte tengo vivir en Occidente. Sé que mantener el miedo en nuestros espíritus solo puede ser benéfico para nosotros.

Acepto que los industriales, militares y jefes de estados hagan reuniones regularmente  sin consultarnos para tomar decisiones que comprometen el porvenir de la vida y del planeta.

Acepto consumir carne bovina tratada con hormonas sin que explícitamente se me lo señale. Acepto que el cultivo de alimentos transgénicos se (ogm) propaguen en el mundo entero, permitiendo así a las multinacionales agroalimentarias patentar la vida, almacenar ganancias considerables y tener bajo su yugo a la agricultura mundial.

Acepto que los bancos internacionales presten dinero a los países que quieren armarse y combatir, y de esta forma decidir quien entrará en la guerra y quien no. Soy consciente que es mejor financiar los dos lados, para estar seguro de ganar dinero. Sé que hay que prolongar los conflictos cuanto más tiempo mejor, a ser posible hasta poder poseer sus todos sus recursos cuando no puedan reembolsar sus préstamos.
Acepto que las multinacionales se abstengan de aplicar los progresos sociales de occidente en los países desfavorecidos. Considerando que ya es una suerte para ellos darles trabajo. Prefiero que se utilice las leyes vigentes en estos países que permiten hacer trabajar a niños en condiciones precarias e inhumanas. En nombre de los derechos del hombre y de los ciudadanos, no tengo derecho a hacer injerencia alguna.

Acepto que los laboratorios farmacéuticos y la industria agroalimentaria vendan a los países desfavorecidos productos caducados o que utilizan substancias cancerígenas prohibidas en Occidente.

Acepto que el resto del planeta es decir cuatro mil millones de individuos, pueda pensar de otro modo a condición de que no venga a expresar sus creencias a nuestra casa, y menos todavía a intentar explicar nuestra historia con sus nociones filosóficas primitivas.

Acepto la idea que existen solo dos posibilidades en la naturaleza: cazar o ser cazado. Comprendo que si estamos dotados de conciencia y de un lenguaje, ciertamente no es para escapar de esa dualidad, sino para justificar porque actuamos de ese modo.

Acepto considerar nuestro pasado como una como una continuación ininterrumpida de conflictos, de conspiraciones políticas y de voluntades hegemónicas, pero sé que hoy todo esto ya no existe porque estamos en el summum de nuestra evolución, y porque las reglas que rigen nuestro mundo son la búsqueda de la felicidad y de la libertad para todos los pueblos, como oímos sin cesar en nuestros discursos políticos.

Acepto sin discutir y considero como verdad toda la teoría propuesta para la explicación del misterio de nuestro origen. Y acepto que la naturaleza hubiera podido poner millones de años para crear a un ser humano cuyo solo pasatiempo sea la destrucción de su propia especie en un instante.

Acepto la búsqueda del beneficio como fin supremo de la humanidad, y la acumulación de las riquezas como el cumplimiento de la vida humana.

Acepto la extinción de los animales y la destrucción del planeta

Acepto el aumento de la polución industrial y la dispersión de venenos químicos y de elementos radiactivos en la naturaleza.

Acepto la utilización de toda clase de aditivos químicos en mi alimentación, porque estoy convencido que si se las pone allí es porque son útiles y no conllevan peligro alguno.

Acepto la guerra económica que actúa con rigor sobre el planeta, aunque siento que nos lleva hacia una catástrofe sin precedente.


Acepto esta situación, y supongo que no puedo hacer nada para cambiarla o mejorarla.

Acepto ser tratado como ganado porque finalmente, pienso que no valgo más.

Acepto no plantear ninguna cuestión, cerrar los ojos sobre todo esto y no formular ninguna oposición verdadera, porque estoy ocupado demasiado por mi vida y mis preocupaciones, incluso acepto defender a muerte este contrato si usted me lo pide.

Acepto pues, en mi alma y conciencia definitivamente esta ilusión que usted coloca delante de mis ojos para abstenerme de ver la realidad de las cosas.

Sé que todos ustedes actúan para mi bien y se lo agradezco.

Hecho por amistad sobre la Tierra, el 11 de septiembre 2003.

10 comentarios sobre “Acepto

  1. Queridos amigos: Os invito a compartir un vídeo, que fue filmado en mi intervención en el encuentro de educadores que tuvo lugar en Barcelona, con motivo de los talleres dirigidos por Noemi Paymal sobre Pedagogía 3000. Su título es “Educar más allá de las creencias: liberando al corazón”. A ver qué os parece…
    La dirección para acceder a él es: 

      Felices encuentros. Un cordial abrazo
                                          Carlos González
     P.D  Temática del vídeo:
    ¿Cómo puede un maestro empoderar a sus alumnos? O lo que es lo mismo:
    ¿Dónde está nuestro poder para cambiar las cosas que no nos gustan, para cumplir nuestros sueños….? ¿Por qué no podemos aplicar todo lo que hemos aprendido en seminarios y talleres? ¿Qué nos impide como educadores enseñar de otra manera? ¿Qué pasa con nuestro valor…? ¿A qué tememos y por qué…?
    No existe la cobardía, sino los obstáculos al valor
    Esos obstáculos están en nuestras creencias, muchas veces invisibles para nosotros mismos. Reconocerlas y saber jugar con ellas es la clave para ceder el poder al corazón, y conseguir el empoderamiento de nuestros alumnos o hijos.
    Para más información:
     ladanzadelavida12.blogspot.com

  2. es q en el post hay mas de 40 puntos que se hacen servir para esclavizarnos y tenernos puteados y q los damos por aceptados debido a la educacion y a la influencia social q no nos educa para q no cuestionemos nada.
    lo jodido es q la gente lo asume como natural,no tienen ni puta idea de lo maravillosa q es la vida en la gran mayoria de planetas habitados por sociedades civilizadas,aqui la felicidad es tener mas cosas que el vecino,tener un trabajo q no desagrade,ver tele y futbol y beber unas cervezas el findesemana.
    Por eso te entiendo cuando me dices q no te sientes de este mundo,a mi y a muchos más que estamos despiertos nos pasa exactamente igual,debemos esperar sin desesperar,actuando localmente y dando ejemplo,yo estoy convencido q el sistema no tardará en cambiar.

  3. esto es por lo de siempre…no les ocurre a ellos…
    no les ocurre a ellos…ni a sus familiares mas cercanos…
    si les ocurre a los vecinos o conocidos…pues es la comidilla del dia…
    nadie en nuestros satanistas paises llamados erroneamente primermundistas…porque los ke por desgracia hemos nacido aqui …y vemos la verdad….nos da asco literalmente formar parte de este primer-mundo (injusto, cruel y odioso)…
    los ke hemos visto la pobreza y tenemos conciencia…ya no podemos funcionar bien…
    pero…lo malo de todo es esto….el espíritu humano general…es egoista solo piensa en sí mismo…es imposible practicamente encontrar personas que dedican su vida a otras que no forman parte de su familia…o son sus parejas..o sus amigos…
    es muy difícil hallar personas que sean capaces de querer a todos los demas como quieren a sus hijos…
    y….en serio….ke creo Delto…que esos 144.000 elegidos…de los ke habla la biblia…podrían ser literales…porke el ser humano actual….me incluyo…estamos muy atrasados espiritualmente…

    y estas sociedades…competitivas, injustas, ambiciosas, sin escrúpulos…son la consecuencia de la situacion global de los esíritus humanos…es muy triste pero…cierto.

  4. pues imaginate lo mal q estamos y aun hay mas puntos,pero hay los q se empeñan en hacernos creer q todo marcha bien y q los q gobiernan son gente preocupada por nosotros,pobres ilusos.

  5. la verdad es que se tendria ke poner un NO delante de todos los ACEPTO .
    Mientras se siga pensando ke no merece la pena hacer nada individualmente porque el colectivo nos parece mas importante y si TODOS no hacemos nada….entonces….ke puede hacer una sola persona individualmente contra este gran sistema de engaño e injusticias???…….
    yo comprendo que ante esta pregunta….el camino fácil sea…argumentar ke nada se puede hacer… es lo ke hay!!! (dicen a menudo las personas ke han tirado la toalla!…

    Por mi parte…yo nunca aceptaré ke todo esto es lo ke hay…jamás lo aceptare…YO NO ACEPTO…nada de esto…y lucharé por salirme del sistema lo máximo ke pueda…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s