Planes para la reducción demográfica

maletalLa llamada SINARQUÍA, esa pandilla de grandes delincuentes que tienen a la humanidad esclava, con guerras, hambrunas, injusticias sociales, capitalismo financiero inhumano, “deudas externas” y ni hablar de las internas, hace tiempo que prepara planes para regular la DEMOGRAFÍA, de la que no hablan las muy “respetables” ONGs como Greenpeace y otras que van protegiendo especies en peligro de extinción o prolongando agonías en los países más pobres, usando a la gente más valiosa y altruista, desconocedora de la realidad mundial.
La población mundial ronda los SIETE MIL MILLONES y se duplicará en menos de cuarenta años. No hay recursos biológicos para sostener semejante población con las pautas actuales. Podrían vivir CATORCE MIL MILLONES y en magníficas condiciones, sin preocupaciones, sin hipotecas, dedicadas a miles de tareas de servicio voluntario, crecimiento y desarrollo personal, labores artísticas y toda clase de actividades creativas. Pero para que la “utopía” se realice, es necesario un control de la población por educación, o sea ECOLOGENIA, que nada tiene que ver con la distorsionada palabra “Eugenesia”.


Y sería necesario liberar la tecnología que se mantiene oculta a rajatablas, como la electromagnetodinámica, que hará innecesario el petróleo. O bien liberar del monopolio, el petróleo que hay de sobra para algunos siglos y que aunque es contaminante, es mentira que causa el calentamiento global.
Esta opción de ECOLOGENIA ha sido descartada desde principios del s. XX porque ello implicaría la pérdida del control de las masas, la pérdida del poder sobre las naciones, tan arduamente conseguido con infinidad de trampas usando principalmente el dinero, desde que Constantino “El Grande”, el primer judío que llegó al trono de Roma, en el 326 (un año después de fundar la Iglesia Católica Apostólica) fundara la primera banca privada: La Banca Bizantina.

Video de David Rockefeller abogando por la reducción demografica en la illuminati ONU  (El 10 de diciembre de 1945, el Congreso de los Estados Unidos de América invitó a las Naciones Unidas a establecer su domicilio permanente en ese país. La decisión de aceptar la invitación fue adoptada el 14 de febrero de 1946 en Londres, en el curso del primer período de sesiones de la Asamblea General. La Asamblea aceptó además el ofrecimiento de 8.500.000 dólares de John D. Rockefeller Jr. para adquirir el solar actual. A la donación de Rockefeller se sumó el ofrecimiento por la Ciudad de Nueva York de unos terrenos incluidos en ese solar y adyacentes a él. )

Fuente;Texto:Explayandose

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s