Mozart y la vida en Júpiter

“En el planeta donde vivo, Júpiter, la música está por todas partes: en el murmullo del agua, en el ruido
de las hojas, en el canto del viento. Las flores murmuran y cantan; todo produce sonidos melodiosos.
¡La Naturaleza es tan admirable! Todo nos inspira el deseo de estar con Dios.(…)
No tenemos instrumentos: son las plantas y los pájaros los coristas. El pensamiento compone, y los
oyentes disfrutan sin audición musical, sin el recurso de la palabra, y eso a una distancia inconmensurable.
En los mundos superiores esto es aún más sublime”.

Mozart.

mozart_ico05

Mozart y Chopin (desencarnados) se prestaron a conversar con el medium fundador del espiritismo Allan Kardec en Mayo de 1859,la entrevista fue publicada en la revista espirita de aquella epoca.

MOZART
1. Sin duda sabéis cuál es el motivo que nos mueve
a llamarte.

Respuesta: Vuestro llamado me complace.
2. ¿Reconoces el fragmento que se acabó de tocar,
como dictado por ti?

R. Sí, muy bien; lo reconozco completamente. El médium
que me sirvió de intérprete es un amigo que no me
traicionó.
3. ¿Cuál de los dos fragmentos preferís?
R. El segundo; por cierto no tiene paralelos.
4. ¿Por qué?
R. Porque la dulzura y el encanto en él están más vivos
y más tiernos.
Nota: En efecto, esas son las cualidades que se reconocen
en este fragmento.
5. La música del mundo que habitáis, ¿puede compararse
con la nuestra?
R. Para vosotros sería difícil comprenderla; nosotros
tenemos sentidos que vosotros no poseéis.
6. ¿Podríamos decir
que en vuestro mundo
existe una armonía natural,
universal, que no
conocemos en este
mundo?

R. En efecto; en vuestra
Tierra, vosotros hacéis
la música, aquí, toda la naturaleza
hace oír sonidos
melodiosos.
7. ¿Podrías tocar, tú
mismo, el piano?

R. Sin duda podría,
mas no quiero; es inútil.
8. Sin embargo, eso
sería un poderoso motivo
de convencimiento.

R. ¿Acaso no estáis
convencidos?
Nota: Se sabe que los espíritus jamás se prestan a las
pruebas; con frecuencia hacen espontáneamente lo que no
se les pide. Por lo tanto, esta entra en la categoría de las
manifestaciones físicas de las cuales los espíritus elevados
no se ocupan.

9. ¿Qué pensáis de la reciente publicación de vuestras
cartas?

R. La misma evocó mucho mis recuerdos.
10. Vuestro recuerdo está en la memoria de todo
el mundo; ¿podrías precisar el efecto que esas cartas
producirán en la opinión?

R. Sí, las amarán, y se apegarán a mí como hombre,
mucho más que antes.
Nota: La persona ajena a la Sociedad que formuló
esas últimas preguntas, confirmó que, en efecto, esa fue la
impresión producida por esa publicación.
11. Deseamos interrogar a Chopin, ¿podemos?
R. Sí, el está más triste y más sombrío que yo.

chopin

CHOPIN
12. (Luego de la evocación)
¿Podrías decirnos en qué situación
se encuentra como espíritu?

R. Aún estoy errante.
13. ¿Lamentáis la vida en la
Tierra?
R. No soy infeliz.
14. ¿Eres más feliz de lo
que eras?

R. Sí, un poco.
15. Dijiste un poco, lo que significa
que no existe una gran diferencia;
¿qué te falta para ser más feliz?

R. Dije un poco, en relación con
aquello que podría haber sido; porque
con mi inteligencia, podría haber adelantado
más de lo que lo hice.
16. ¿La felicidad que no tienes
ahora, esperas tenerla algún día?

R. Seguramente, eso vendrá, pero se necesitarán nuevas
pruebas.
17. Mozart dice que estás sombrío y
triste, ¿por qué?

R. Mozart dice la verdad. Me entristezco
porque emprendí una prueba que no pude
conducir bien, y no tengo el coraje de
recomenzarla.
18. ¿Cómo aprecias vuestras obras musicales?
R. Las estimo mucho, pero entre nosotros
se puede hacer mejor, se puede ejecutar
mejor, tenemos más medios.

20. ¿Estás muy errante?
R. Sí; quiere decir que no pertenezco a ningún planeta
exclusivamente.
21. Y vuestros ejecutantes, ¿también están errantes?
R. Errantes como yo.
22. (A Mozart) ¿Tendrías la bondad de explicarnos
lo que Chopin acaba de decir? No comprendemos
esa ejecución por espíritus errantes.

R. Comprendo vuestro espanto.
Debemos decirles que hay muchos
mundos atribuidos particularmente
a los seres errantes, mundos en los
cuales pueden habitar temporariamente,
especie de campamentos,
de campos para reposar sus espíritus
fatigados por una erraticidad muy
prolongada, estado que siempre es
un poco penoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s