Caceria real

El cazador  REy Juan Carlos I
es el fundador honorario de WWF, World Wild Fund, (Adena), una organización que
lucha por los derechos de los animales. Y el presidente y fundador
mundial es otro consumado cazador El Rey Felipe de Edimburgo.
Si no sabeis que hacer con vuestro dinero,aqui teneis el enlace del club Panda de WWF

El rey Juan Carlos practica el tiro deportivo en la Escuela de Caza de Castillejo de Robledo por una modica cantidad de euros al mes,protegeras a un monton de osos y otras especies en peligro de extincion,asi nuestro rey y socio fundador de esta ONG tan maja le sera mas facil hacer punteria porque habra más y mejor alimentados.
Aqui os dejo una de las hazañas de nuestro mejor embajador,no tiene desperdicio.

ARTICULO EXTRAIDO DEL DIARIO EL MUNDO:

«Disparos» contra el Rey de Rumanía
LA CACERIA de osos en la que participó Don Juan
Carlos el 8 de octubre a los pies de los Cárpatos ha alcanzado niveles
de escándalo, con debates televisivos. Ha habido críticas contra el
Rey, que abatió varias piezas, y, de paso, contra España


TROFEOS DESPELLEJADOS. Acompañantes del Rey desollan uno de los osos
cobrados por la partida. Se trata de animales protegidos por la
Convención de Berna.<

La corte del kiraly Don Juan Carlos hizo una sangrienta carnicería en
la que abatió nueve osos [ursus arctos] y un lobo, especies protegidas
por los convenios internacionales que Rumanía también firmó». La cita
está extraída de la información publicada el 12 de otubre por el
Romania Libera. Y es que la cacería que Don Juan Carlos disfrutó en la
región de Covasna entre el viernes ocho de octubre y el domingo
siguiente se ha convertido en Rumanía en eje del debate político a
escasa distancia de las elecciones presidenciales.

Tanto es así que, el jueves, el programa de televisión En la miga de
las cosas organizó una tertulia en prime time con participación de un
ecologista, un representante del Gobierno rumano, un miembro de la
Academia Catzavencu y el gerente de la firma Abies Hunting,
organizadora de la cacería, el polémico empresario Sharkany Arpad.El
programa tuvo una audiencia similar a la del último debate Bush-Kerry.
Y el 91% de los televidentes que participaron en el debate a través de
mensajes sms condenaron la cacería y tomaron posiciones en apoyo a las
tesis ecologistas.

La batida comenzó en la tarde noche del viernes. Don Juan Carlos llegó
al aeropuerto de Otopeni en Bucarest. Después, escoltado por 10 coches
de la policía rumana y varios vehículos de acompañamiento protocolario,
se desplazó en un Audi A-8 a la finca, donde lo cambió por un 4×4. Las
15 personas que formaban la partida se alojaron en Erdofule, una de las
39 cabañas que el dictador Ceaucescu poseía en la región.

La empresa contrató a 50 bateadores, a razón de cinco euros por día
cada uno, entre los que se infiltraron, de paisano, varios miembros de
la policía secreta.
Otilla Josiff Sherkany fue durante 30 años el director político de la
Asociación de Cazadores del distrito, en la época comunista.Hoy se ha
convertido en una suerte de barón local, con 30.000 hectáreas de bosque
de su propiedad dedicadas a organizar cacerías. Ahora el negocio ha
pasado a manos de su hijo, Otilla Kiss Sharkany: «Mi padre me dijo que
fue Santiago Carrillo el que le habló por primera vez al Rey de que en
Rumanía se caza de puta madre. Este año es la segunda vez que lo
tenemos como invitado. Estuvo en abril. Ahora vino con cuatro
norteamericanos, que pagaron todo el viaje», declara a CRONICA. Entre
los ilustres huéspedes de Sharkany se cuentan Alain Delon y familia,
Hugo Boss o el ex ministro popular Francisco Alvarez Cascos, afecto a
la caza del urogallo.

La empresa Abies cobra 130 euros por cada jabalí joven de hasta 50
kilos abatido; 200 euros por las hembras de entre 230 y 400 kilos;
aunque también influye en el precio el tamaño de los colmillos de los
animales: hasta 12 centímetros, 270 euros; de más de 20, pueden llegar
a los 800 euros. También se paga por los fallos: 100 euros por cada
animal herido y no cobrado y 50 euros por disparo errado. Aparte,
claro, el alojamiento. La caza de ojeo del oso cuesta 800 euros por dos
días y tres noches (hasta 7.000 euros con trofeo). La caza de espera,
incluido trofeo, cuesta 8.500 euros por tres días.
LOS PREDIOS DEL MONARCA
Polonia. Como Rumanía, es otro de los
países a los que Don Juan Carlos suele acudir a cazar. Y donde también
levanta polémica su presencia. Esta primavera, los medios polacos y
españoles se hicieron eco de la ejecución de un bisonte europeo en la
región de Masuria. También se trata de una especie protegida, entre
otras razones porque se encuentra en peligro de extinción.

Sierra de Gredos. En estos montes, donde el Monarca español se
dedica a la caza de la cabra montés al rececho, cobró una de las
especies más codiciadas para los aficionados a la cinegética: un
ejemplar de 120 kilos, y con una cornamenta que superaba el metro de
arboladura. El precio que un cazador paga por abatir este tipo de
piezas puede llegar a superar los 25.000 euros.

Encomienda de Mudela. Este coto de Ciudad Real, de 20.000
hectáreas, es el paraíso de los cazadores de perdiz roja. Allí son
habituales apellidos ilustres: Abelló, Botín, Suárez Yllana,
Amusátegui.Franco ya lo usaba. Y Don Juan Carlos le tiene especial
predilección.

Quintanilla de Onésimo. El coto vallisoletano de Florentino
Azuaga también figura entre los preferidos del Rey. Allí se caza
jabalí, corzo y ciervo. Aunque el Rey nunca ha ocultado su afición por
la caza, este año prefirió suspender su visita al coto cuando ésta se
hizo pública. ¿Una cuestión de imagen?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s